Home

ross

En “Chap Chap“, el último libro de Kiko Amat, se recogen decenas de artículos de crítica musical y literaria, historias de vivencias disparatadas y mucha locura. Entre todos los textos recopilados por Amat, hay uno breve sobre una figura fascinante: Julian Maclaren-Ross.

Maclaren-Ross fue un escritor inglés nacido en 1912. Escribió novelas, crítica, guiones para cine y radio, cuentos y artículos periodísticos. Maclaren-Ross fue más que un escritor, fue un personaje literario en sí mismo: un dandi bohemio que conocía todos los tugurios del Soho, un artista siempre arruinado y radiante que compartía copas con Dylan Thomas, con Graham Greene y Quentin Crisp, un bonvivant de la mala vida que se sacaba brillo a los zapatos mientras los nazis lanzaban bombas sobre Londres. Maclaren-Ross y su tribu se reunían en un pub de Rathbone Place y apuraban la madrugada entre los estruendos de las explosiones. Estilo en tiempos difíciles. 

Pero el talento de Maclaren-Ross se quedó en el fondo de su copa. Gastaba todo lo que tenía y vivía de noche. Salía por la ventana de los hoteles en los que se alojaba dejando facturas sin pagar. Vagaba por las estaciones de metro y a veces dormía en ellas, cargando con una maleta y una máquina de escribir. Beatnik antes que los beatniks, gonzo antes que Thompson, Maclaren-Ross terminó firmando mediocres novelas pulp para pagarse un techo y murió con solo 52 años. 

Porque el arte a veces, además de matar de hambre, también te puede matar de sed.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s