Home

Challenger

Hace hoy 30 años, el día 28 de enero de 1986, el transbordador espacial Challenger fue lanzado desde la base del Centro Espacial Kennedy. La décima misión del Challenger apenas duró 73 segundos, el tiempo que tardó en explotar en el aire dejando una gruesa mancha de humo en el cielo de Florida. A bordo viajaban siete personas que probablemente murieran en el acto, aunque al recuperar los cuerpos los técnicos de la NASA comprobaron que al menos cuatro de ellos habían llegado a activar sus sistemas auxiliares de suministro de oxígeno. La cabina del Challenger fue la única sección de la nave que no saltó en pedazos, siendo violentamente despedida contra el océano en el que fue a hundirse tras tres minutos de caída. Todo el mundo pudo ver la catástrofe por televisión, repetida mil veces en todos los informativos del planeta durante los días siguientes.

Guillem López toma este desastre como nexo de unión para un tejido de historias que suceden ese mismo día de 1986 en distintos puntos de Florida: un niño con poderes telepáticos que percibe la muerte de su madre, una oficinista intrigada por la identidad de un amante que podría ser un agente del KGB, un buscador de monstruos, una mujer que resulta arponeada por accidente, un científico loco, un ser no del todo humano que monta en taxi, un nerd que frustra por pura casualidad una invasión alienígena. Hay relámpagos que provocan accidentes inexplicables, hay una sociedad secreta cuyos miembros se pelean por teléfono y también está el Challenger explotando una y otra vez como ruido de fondo, elevándose en el aire o regresando a la tierra hecho añicos.

Guillem López

Challenger es una novela de ciencia ficción en la que casi todos los tópicos de la ciencia ficción están presentes: lo sobrenatural, lo extraterrestre y lo oculto salpican las 73 historias entrelazadas que componen el texto intercambiando personajes y escenarios que saltan de unas a otras, sin que en ningún caso terminen siendo lo que parecen. Guillem López maneja todos estos elementos haciéndolos mutar una y otra vez, usando tan pronto el humor como el misterio o la desolación, perfilando historias a las que les falta algo que de pronto aparece en otro lugar y completando un puzzle que incluye cabos sueltos, preguntas sin solución. Tampoco nadie sabe exactamente por qué estalló el transbordador, cómo no se detectó el problema que lo hizo reventar.

Challenger es como un bicho híbrido criado por Raymond Carver y Stephen King. Está editado por Aristas Martínez y es de lo mejor que leí este año pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s