Home

Automatics

El Sputnik 1 fue lanzado al espacio el 4 de octubre de 1.957 desde el Cosmódromo de Baikonur. Los rusos dijeron que regresó el 4 de enero de 1.958, que estuvo tres meses orbitando a 900 kilómetros de la Tierra fisgando la concentración de electrones en la ionosfera, lanzando señales de radio desde las antenas que le daban el aspecto de un erizo. Pero no es cierto. No es cierto porque el Sputnik 1 ha caído esta mañana en tu jardín, dejando un surco de tierra mojada y hojas de árbol. El Sputnik 1 está cubierto de barro delante de tu casa, emitiendo un zumbido lastimero. Tienes un satélite moribundo ante tu puerta, una bola de aluminio con abolladuras que todavía brilla un poco y en la que ahora contemplas el reflejo de tu propia cara que se deforma como se deformaba la del Secretario Jhruschov al mirarlo y la del camarada Guenadi Mijailovich Koróviev, el último operario que apretó las tuercas del fuselaje antes de mandarlo de paseo a las estrellas. El Secretario Jhruschov se puso hecho una fiera el día que le llamaron para informarle de que en realidad lo habían perdido y el camarada Guenadi Mijailovich Koróviev fue destituido y enviado a un almacén de comestibles en Minsk. Los dos quisieran estar ahora en tu jardín.

Pero a tu jardín no va a venir nadie más que el vecino que acaba de escuchar el estruendo, o tal vez la policía a multarte por acumular basura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s