Home

Creo que el destino artístico de Harrison Ford ha sido triste. De unos años a esta parte su carrera se basa exclusivamente en interpretar versiones envejecidas de sus personajes. Harrison Ford ahora solo es Indiana Jones de viejo, Han Solo de viejo, Rick Deckard de viejo. Seguro que cobra cheques con cifras mareantes por hacerlo, pero sigue siendo triste.

En el tráiler de Blade Runner 2049, alguien busca a Ford veinte años después de que retirara a los replicantes capitaneados por Rutger Hauer. Es un oficial que responde al nombre de K y que interpreta Ryan Gosling, ese chorro viviente de matices. Lo encuentra en un edificio lujoso y aparentemente abandonado en mitad de una tormenta de arena. Hablan de trabajo. Fin.

Si ayer os hablaba del tráiler de Alien: Covenant, hoy me veo atrapado en otro déjà vu. No entiendo la furia de las secuelas innecesarias, y menos de las que se presentan treinta años después de las películas originales. No quiero caer en el tópico de que son la prueba de que ya no hay ideas. Las haya o no, el hecho es que son películas hechas de forma deliberada, películas que alguien quiere hacer.

Blade Runner fue la primera película clasificada para mayores que vi en mi vida. En 1982 yo tenía 11 años y la clasificación por edades acababa de dejar de ser obligatoria para convertirse en una simple recomendación. Entré en el cine estirado de puntillas porque estaba a año y medio de cumplir los 13. Había visto El Imperio contraataca pero no La Guerra de las Galaxias. A los 11 años nadie puede pedirte que medites sobre la metáfora de la criatura que busca a su creador resistiéndose a morir, igual que nadie puede impedir que te quedes con la boca abierta ante esa ciudad en la que siempre es de noche y siempre llueve, los edificios que proyectan anuncios gigantes, los rascacielos-zigurat o los coches voladores. Blade Runner es una película de detectives y robots, eso basta para resultar fascinante.

blade

¿sueñan los androides con ciudades eléctricas?

Es la misma razón por la que puedes verla otra vez años más tarde y añadir ya todo lo demás: la desesperación de los replicantes, la angustia del personaje de Sean Young sospechando que ella también es artificial y aferrándose a una foto en que aparece con su madre, una madre que tal vez nunca existió. Y Deckard, claro. Deckard persiguiendo a Joanna Cassidy entre neones, medio estrangulado entre los muslos de Daryl Hannah, recibiendo más hostias que un pandero de Rutger Hauer y salvando la vida en el último momento por la generosidad de un moribundo que solo quiere dejar algo de memoria de sí mismo. Es oscura, violenta, poética. Es arte, muchachos.

En cambio, Blade Runner 20149 es naranja. En Los Angeles ya no llueve tanto. Al contrario, todo parece cubierto de polvo. He oído algo aterrador sobre un mensaje ecologista. También sobre la posible reaparición de uno de los replicantes originales. No será León, porque León ya era bastante feo hace treinta años. Tampoco deberían ser Batty ni Pris porque Ford puede envejecer pero ellos, que son de diseño, no. Es igual, a la mierda. A la mierda el test Voight-Kampff, a la mierda el vitalismo pesimista de los replicantes, a la mierda esa idea genial que hace que los humanos de Blade Runner parezcan máquinas mientras sus creaciones resultan más humanas que ellos. Y a la mierda la eterna sospecha acerca de si el propio Deckard era en realidad otro replicante. Ya vemos que no: es un señor jubilado que anda por casa en camiseta. Me habéis jodido.

Compensadme esto de alguna manera o esta vez, treinta y cinco años más tarde, entraré en la sala encogido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s