Home

A mí me gustaría saber quién es el que nos espía. No me refiero al que recopila los datos ni al que los extrae, a esos ya los conozco. Además, tengo que reconocer mi parte de vergüenza en hacerles tan fácil el trabajo: soy yo quien les entrega el material. Es mi culpa.

Me refiero al que analiza toda esa morralla, al que recibe en su mesa una pila de selfies poniendo caras y de likes y de comentarios. Al que tiene que evaluar mi conducta para clasificarme, el que examina dónde voy y qué hago. Al que coloca una etiqueta sobre la carpeta que lleva mi nombre, definiéndome con una o dos palabras para que me manden publicidad de zapatos o de restaurantes de comida rápida. A ese.

Quisiera saber dónde va cuando termina. Si se toma una copa o compra precocinados en el supermercado y cena delante de la televisión. Si recuerda cómo hizo para acabar procesando gente en jornada intensiva. Si no se aburre al final, si no se ha dado cuenta ya de que todos hemos terminado siendo la misma persona con las mismas costumbres y las mismas manías y de que, en realidad, hay bastante poco que clasificar.

Qué hace en vacaciones. Si va a visitar a sus padres o si elige un expediente al azar y viaja para observar a esa persona sobre la que ya lo sabe todo. Si se le queda mirando mientras repasa en su cabeza la información que tiene y se sonríe cuando la ve con su familia, recordando que está suscrita a una página de porno extremo o a una lista de correo profascista. Si le saca fotos con el teléfono a escondidas y luego las etiqueta en secreto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s