Home

Mezclando los problemas con alcohol” es todo lo que tiene que ser una canción de punk rock: áspera como una lija, rápida y lo bastante melódica para poder levantar el puño en el estribillo y hacer el hooligan. El punk rock se inventó para bajar del unicornio a la música popular cuando se estaba poniendo pesada y poder cantar canciones sobre cosas vulgares y corrientes… o directamente feas. “Mezclando…” es la historia de un alcohólico que vive en un apartamento guarro lleno de botellas vacías en el que se pone hasta las cejas un día sí y otro también. Cada día se levanta con la cabeza como un muñeco vudú cosido a alfileres y se siente jodido por haber vuelto a caer en el fondo del vaso. Y cada día vuelve a llenarlo para tirarse en plancha dentro.

Nuevo Catecismo Católico tienen decenas de canciones sobre personajes apaleados que viven vidas de mierda, pero ninguna pasaría por derrotista: el punk rock es vital y es para dar patadas, no para quedarse quieto recibiéndolas. A vosotros no sé, pero a mí me intriga que, en unos años en los que la gente está encajando tortas desde todos los flancos, en la música popular triunfe lo exótico y lo relamido y nadie tenga la mala leche de señalarse los chichones a gritos. Claro que con autotune eso quedaría bastante ridículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s