Home

La Bambola” (la muñeca, en italiano) es una de las canciones más tristes que hayas podido escuchar en tu vida. Fue compuesta en 1968 por Ruggero Cini, Francesco Franco Migliacci y Bruno Zambrini, pero aunque lleve la garantía de tres músicos italianos confabulados para desatar una tormenta emocional, “La Bambola” es una de esas canciones que nunca hubiera alcanzado a ser perfecta sin la intérprete correcta.

Patty Pravo hizo de “La Bambola” un océano de drama impecable. Ella tenía solo 20 años cuando la grabó, después de que Gigliola Cinquetti la rechazara. Y se la comió. Su voz suena como un quejido grave que da a la letra el poder de una tragedia griega… no es solo una interpretación vocal, sino una actuación dramática que pone los pelos de punta estrofa a estrofa. “La Bambola” es la historia de una mujer enamorada de un golfo que la manipula y la desprecia a su gusto; ella canta dolorida, apretando los dientes y levantando la cabeza con una dignidad que conmueve. Patty se mete en ese papel hasta el fondo, canta como si tuviera un nudo en la garganta y te lo fuera haciendo a ti a medida que avanza la canción. Son apenas tres minutos capaces de arruinarte el día y hacerte sentir miserable, tres minutos suaves al oído pero duros como un disgusto envuelto en violines.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s